la-vitamina-c-y-sus-beneficios
Cuidado de la Piel

La Vitamina C y sus beneficios

La vitamina C se ha convertido en el principal aliado para los tratamientos utilizados en el cuidado de la piel.  Científicamente denominada ácido ascórbico, es reconocida por sus principales propiedades; antioxidante  y antiedad.

Los beneficios de la Vitamina C tópica son diversos, los principales son: mejora el tono y textura de la piel, reduce la aparición de manchas al mismo tiempo que consigue aclararlas, previene la formación de arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel.  Asimismo, contiene propiedades suavizantes que contribuyen en el proceso de renovación de las capas de la piel. Los beneficios de la vitamina C son innumerables, aquí te comento alguno de ellos:

  • Tiene una acción preventiva de los radicales libres frente a la radiación ultravioleta, por lo que podría considerarse un fotoprotector biológico de uso tópico.
  • Consigue inducir la formación de nuevo colágeno, teniendo una clara acción antienvejecimiento.
  • Su uso tópico alcanza 30 veces más su potencia en comparación con su uso oral, incrementando sus acciones biológicas.

¿Cómo aplicar la vitamina C?

  • Cremas: de día y de noche, para pacientes con tendencia a tener una piel más seca, así mejorara también la hidratación de la misma. No olvidar complementar con el protector solar en la mañana, son el matrimonio perfecto.
  • Sérum o gotas: éstas son ideales para aplicarlas en pieles mixtas o grasas, también se les da preferencia en climas más calurosos, por su textura más ligera y refrescante.
  • Mascarillas: son esenciales para la piel, te recomiendo utilizarlas por lo menos una vez a la semana, o incluso un día antes de algún evento importante ya que poseen un efecto “flash” el cual dejara tu piel radiante.
  • Tónicos y limpiadores: por tener derivación ácida y efecto exfoliante es utilizado como complemento de otros tratamientos que ayudan a mejorar la renovación natural de la piel.

Al momento de elegir un producto con vitamina C es necesario tomar en cuenta ciertas características.  Es muy importante elegir marcas dermatológicas y no cosméticas, ya que estas garantizan un mejor efecto por haber sido elaboradas con mejores insumos, mayores concentraciones y tener estudios clínicos médicos que las respaldan.

Los mejores efectos podremos encontrarlos en los productos que contengan el ácido L-ascórbico en una concentración de 10% a 20%, estos garantizan una excelente absorción y máximo efecto antioxidante.

En conclusión, la vitamina C es un activo indispensable en la rutina diaria de cuidado de la piel, tanto por sus efectos preventivos del envejecimiento prematuro de la piel, sus efectos para mejorar la piel globalmente al inducir la formación de colágeno y sus efectos reparadores del daño que causa radiación UV.  ¿Qué esperas para añadirla a tu rutina diaria de belleza?, pruébala y notarás los cambios.

 

 

 

Melani Mcpherson

Dr(a). Melani Mcpherson

Dermatóloga Clínica. Especializada en Dermatología Estética, desórdenes del cuero cabelludo/caída del cabello y Dermatoscopia.

SOLICITAR CITA