hemangiomas-o-tumores-benignos
Enfermedades de la Piel, Estética

Hemangiomas o tumores benignos

El hemangioma es un tumor no canceroso y es ocasionado por el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos. El hemagioma se establece sobre la piel con el aspecto de una masa esponjosa de color rojo o violáceo. Aunque puede aparecer desde el nacimiento, lo frecuente es que se manifieste después, durante los primeros 6 meses de vida.

Estas lesiones pueden crecer en cualquier parte del cuerpo y alcanzar diversas extensiones. En algunos casos, los hemagiomas van desapareciendo durante el mismo desarrollo de la infancia.

Lo recomendable es realizar un diagnóstico clínico temprano. Se puede realizar estudios con eco-doppler o resonancia magnética para determinar el tipo y extensión de la lesión. Realizado esto, se podrá identificar el tratamiento de elección.

Estos tumores benignos, por su aspecto, tienen repercusiones en la autoestima del paciente, pero en otros casos, además de ello, pueden traer complicaciones como úlceras, infecciones, sangrados y dolor.

Tipos de Hemangiomas

  • Hemangioma cavernoso: Este tipo de tumor crece en las capas más profundas de la piel o alrededor de los ojos.
  • Hemangioma capilar: Se manifiesta en la superficie de la piel, suele ser llamado marca de nacimiento. Existen casos en los que aparecen sobre la superficie del ojo, interfiriendo con la visión del paciente.

Tratamientos 

Si el hemagioma no causa molestias es innecesario tratarlos porque, además podría desaparecer con el tiempo; pero si su extensión es muy grande o su ubicación causa problemas, el médico dermatólogo tendrá que determinar el tratamiento o el tipo de cirugía más conveniente. A continuación, algunos alcances sobre los tratamientos más frecuentes.

  • Tratamiento con Betabloqueantes

Algunos hemagiomas pequeños dejan de crecer, e incluso, desaparecen con la administración de hidrocloruro de propanolol por vía oral o con la aplicación de timolol en gel sobre la piel afectada, sin embargo los efectos secundarios de los betabloqueadores pueden incluir hiperglucemia, hipotensión arterial y algunos problemas respiratorios.

  • Uso de medicamentos corticoesteroides

Para quienes no pueden usar betabloqueadores, tienen la opción de usar corticoesteroides, que pueden ser inyectados en la lesión por el médico especializado o aplicados sobre el hemagioma. Los efectos secundarios pueden incluir el crecimiento deficiente, en el caso de los niños, y el adelgazamiento de la piel.

  • Cirugía láser

Esta opción es la más eficiente pero no siempre puede ser aplicada. Para determinarlo, el médico dermatólogo debe realizar un análisis de las características del hemangioma y de las condiciones del paciente.

A tomar en cuenta

Es muy importante considerar que al tener la piel, la función de absorción, todo lo que se aplique en ella, además de las implicancias que tendrá en la misma piel afectada, también generará consecuencias en la totalidad del organismo, por ello, todo debe partir de un adecuado historial médico del paciente, un diagnóstico adecuado y la decisión del tratamiento más eficiente y oportuno aplicado por el médico dermatólogo.

Guichell Marie Revilla Robinson

Dr(a). Guichell Marie Revilla Robinson

SOLICITAR CITA